¡Bailemos!

En 1943 se abrió al público el “Baile Apolo”, una sala de fiestas que convivió con el parque de atracciones Apolo que estaba situado en la parte baja del edificio. La entrada costaba 2 pesetas con una consumición y con dos sesiones al día. Los protagonistas fueron los miembros de la Orquesta Apolo, el encargados de amenizar cientos de noches hasta 1993. Año en que la orquesta seguía viva por la tarde, precediendo a las primeras fiestas con Dj’s y música electrónica: El ayer y el hoy de la Sala Apolo juntos.

Compartir